Martes, 12 de diciembre de 2017

Academia Mexicana se quejará ante Corte
por censurar palabras

05/04/2013

Diario de XalapaEl director de la Academia Mexicana de la Lengua, Jaime Labastida Ochoa, dijo que los intelectuales e investigadores de la Academia interpondrán una queja ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), por censurar las palabras "puto", "maricón" y "puñal".Entrevistado después de inaugurar el Tercer Encuentro Regional de la Academia Mexicana de la Lengua, organizado por la Universidad Veracruzana, Jaime Labastida dijo: "La determinación de la SCJN es un absurdo, porque ha intervenido en un tema que no le corresponde, al decir cuál es el uso correcto o incorrecto de la lengua". "¿Qué son las malas palabras? El Quijote está lleno de malas palabras, entonces, nos quieren prohibir, nos quieren coartar la libertad de emitir insultos. Estas decisiones de la Corte van a dejar mudos a los alvaradeños y a los sinaloenses, porque en estos lugares se usan de forma frecuente, cotidiana, y hasta afectivas, esas palabras."Todos los hombre tenemos libertad de expresión, pero además de eso, en el caso de la literatura, la libertad creativa exige de los escritores el uso despiadado del lenguaje, y que el autor, el poeta, narrador, puede usar las palabras como las desee", sostuvo Labastida.Recordó un poema de Octavio Paz, que dice: "Dales la vuelta,/ cógelas del rabo (chillen, putas),/ azótalas", y preguntó: "¿Qué van a hacer entonces, lo va a perseguir la Suprema Corte de Justicia? ¿Vamos a borrar esa expresión?".El director de la Academia Mexicana de la Lengua dijo que en relación a esta sentencia, los integrantes de la Academia van a discutirlo, y eventualmente enviarán una observación a la Suprema Corte de Justicia de la Nación sobre el dictamen emitido contra esas palabras.La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) resolvió recientemente que las palabras "puto", "puñal" y "maricón" son expresiones homofóbicas que pueden ser sancionadas con demandas penales.La resolución de la SCJN se dio en respuesta a un caso originado en 2010, cuando Armando Prida Huerta, dueño del diario Síntesis, demandó a Enrique Núñez Quiroz, del diario Intolerancia, ambos del estado de Puebla. El asunto derivó luego de que Núñez, en una columna que escribió en agosto de 2009, se refirió a Prida como "puñal" y sostuvo que sólo "maricones" escriben en su medio. Por tal motivo, la SCJN consideró que las expresiones empleadas en este caso, "maricones" y "puñal", fueron ofensivas.