Martes, 21 de noviembre de 2017

Juan Abad-Rivera

Palabra sobre la que consulta: 
Colocación de pronombres átonos
Consulta: 

¿Cuál sería la regla para saber cuándo se utiliza el pronombre reflexivo antes del verbo (me baño) o después (bañarse)?

Responder: 
Los pronombres átonos (sean reflexivos o no) pueden ir unidos a los infinitivos (bañarme, bañarte, bañarse, bañarnos, bañaros; bañarlo, bañarla...) y gerundios (bañándome, bañándote, bañándose; bañándolo, bañándola...) y van obligatoriamente soldados a los imperativos (báñate, báñese, bañaos; báñalo, báñala...):

 

Voy a bañarme / Me voy a bañar.
El niño no quiere bañarse / El niño no se quiere bañar / Voy a bañarlo.
María está bañándose / María se está bañando.
Báñate ya, Luis, que pronto tenemos que salir.

 

Pero se anteponen siempre a las formas personales del verbo:
Me baño todos los días antes de desayunar.
María se baña en el gimansio después del entrenamiento.
Los chicos se bañaron nada más terminar el partido. 
¿Ya la bañaste?