Lunes, 18 de diciembre de 2017

Barrera lingüística perjudica a chinos en
Reino Unido

15/09/2013
NULL

NULL

Diario del PuebloRecientemente se informó sobre dos casos de traductores chinos que hicieron trampa durante el examen de licencia de conducir en el Reino Unido. Los implicados no sólo ayudaron a los candidatos a hacer trampa al traducirles, sino también extorsionaban para señalar las respuestas correctas. Los dos casos involucraban a más de 300 personas de origen chino, y ha impactado por la cantidad de los implicados. Aunque en los últimos años ha crecido constantemente la cantidad de chinos en el exterior, la barrera lingüística sigue existiendo, lo que genera numerosos problemas sociales. El desconocimiento del idioma trae muchos inconvenientes y compromete los intereses de los chinos en el extranjero.Un informe publicado en julio sobre la situación de seguridad de la comunidad china en Londres señala que la policía británica todavía tiene mucho margen de acción para mejorar su servicio a la comunidad china, donde el problema más importante es la barrera lingüística. El comité de asuntos sobre chinos de ultramar del parlamento británico y el “Proyecto de Participación Política de la Comunidad China” en el Reino Unido realizaron una investigación en las principales comunidades chinas durante más de un año. Descubrieron que una parte de las personas de origen chino no pueden expresarse correctamente utilizando el idioma inglés cuando sufrieron alguna violación de sus derechos y un gran número de crímenes no fueron reportados a la policía.No dominar el inglés no sólo ha hecho que los chinos que fueron víctimas de crímenes no puedan reportarlo, sino también les ha impedido de disfrutar de los beneficios sociales.Según datos del Departamento de Bienestar Social del Reino Unido, en mayo del 2013 un total de 5.072.264 británicos recibieron subsidios de vivienda, de los cuales una proporción muy pequeña corresponde a las personas de origen chino. Sin embargo, según las regulaciones del gobierno británico, una gran cantidad de personas de origen chino cumplen con las condiciones para recibir subsidios de vivienda, especialmente miles que han recibido un permiso de residencia permanente con cinco años sin problemas legales. La mayoría de ellos pueden recibir subsidios de vivienda, pero han perdido esa oportunidad porque no hablan bien inglés.Muchas de las personas de origen chino trabajan en restaurantes y clínicas de medicina china a tiempo parcial, por lo que la mayoría cumple con los requisitos para solicitar subsidios de vivienda. El señor Liu, un chino con ciudadanía británica que se dedicaba a la medicina tradicional, hace tres años que dejó de ejercer y depende del trabajo a tiempo parcial de su esposa en un supermercado. Aunque su condición familiar le permite pedir subsidios, su nivel de inglés es suficiente para la vida cotidiana porque durante muchos años convivieron principalmente con gente de origen chino, pero no entienden los boletines del gobierno y por eso desconocen completamente la política de subsidios de vivienda.Al arraigarse en el extranjero, hay que fortalecer las capacidades comunicativas para integrarse mejor, pero el idioma es la primera gran barrera para la integración de las personas de origen chino. Thomas Chan, ex alcalde de Redbridge, en Londres, dijo que hay una gran proporción de personas de origen chino que no hablan inglés, lo cual es preocupante. Aunque el municipio ha animado en repetidas ocasiones a que las personas de origen chino participen de la política, hay más de un tercio de ellos que no entiende el idioma inglés y difícilmente se pueden comunicar con los funcionarios del gobierno, y ni hablar de participar en las actividades locales para ayudar y mejorar los servicios de la comunidad.Para ello, la comunidad china se está esforzando para promover actividades de aprendizaje del idioma inglés y conferencias para divulgar información sobre las leyes y las políticas de bienestar, con el objeto de sacar de la situación de dificultad a muchas personas de origen chino y ayudarles a integrarse a la sociedad en general. En algunas comunidades chinas en Londres, quienes manejan mejor una base de inglés se ofrecen voluntariamente para impartir clases del idioma a sus compatriotas en espacios públicos. El 13 de julio, se llevó a cabo una actividad dirigida a la gente de origen chino para tratar de elevar el conocimiento y la conciencia sobre las leyes entre las personas de la comunidad.