Lunes, 18 de diciembre de 2017

Cómo saber si una noticia de la internet es verdadera

28/03/2016

“Y así comienza… bandera ISIS   se distingue entre los refugiados, en Alemania, durante una confrontación con la policía”, dice el titular del Conservative Post; “Con esta nueva imagen, todo parece confirmarse”, se afirma en el texto. La imagen en cuestión supuestamente mostraba un grupo de refugiados sirios con banderas del ISIS (estado Islámico) y atacando a policías alemanes.

Para quienes se oponen a la aceptación de refugiados en Europa, esta historia fue un regalo del cielo. La foto se desparramó rápidamente en las redes sociales impulsada por grupos de extrema derecha, como la English Defence League… la foto fue compartida más de 300.000 veces.

El problema es que la foto era de tres años atrás, y no tenía nada que ver con la crisis de los refugiados. En realidad, parecía haber sido sacada en un enfrentamiento entre miembros de la extrema derecha del partido Pro NRW y un grupo de musulmanes, que ocurrió en Bonn en 2012. Algunas agencias de noticias denunciaron el fraude… así como muchos usuarios de Twitter.

En la era digital, las noticias falsas de difunden tan rápido como las verdaderas, de tal manera que las retractaciones, las correcciones y los artículos en los que se denuncian farsas pueden hacer muy poco  para contrarrestar la desinformación que fue desparramada. Por esa razón, las habilidades en verificación digital son esenciales para los periodistas de hoy.

Afortunadamente, existen técnicas de verificación relativamente eficaces, que no exigen conocimientos especializados ni software caros. Presento a continuación seis maneras simples y gratuitas que cualquier lector de noticias puede usar para verificar la veracidad de la información.

1) Busca de imágenes reversa

La investigación de imágenes reversa es una herramienta de verificación simple. Fue con ella que se descubrió que la foto de la bandera de ISIS en pelea con la policía alemana era una farsa. Tanto en Google Images como no TinEye se hallaron páginas de 2012 que contenían esta imagen, permitiendo desenmascarar la historia en pocos segundos.

Cuando se posteó en Reddit un link de la historia, los usuarios más escéptivos fueron a consultar a Google,  y poco después uno de ellos informó: “Google Image Search dice que la foto es de 2012”.

En efecto, en Google Chrome, basta pulsar el botón derecho del mouse sobre la imagen y aparecerá la opción “Buscar imagen en Google”.

 

2) YouTube DataViewer (http://www.amnestyusa.org/citizenevidence/ )

Cuando vemos el más reciente video viral en YouTube, es importante verificar que no haya sido “reaprovechado”: un video antiguo, que fue bajado de YouTube es recargado en forma fraudulenta y presentado como un nuevo evento noticioso.

Amnistía Internacional cuenta con una herramienta simple, pero increíblemente útil llamada YouTube DataViewer. Entre en el sitio e inserte el URL del video. Esta herramienta extraerá el tiempo de carga del video y todas las imágenes en miniatura asociadas. Esas informaciones –a las que no se accede tan fácilmente a través del propio YouTube– permiten una investigación en dos vertientes:

El sitio permite que el investigador identifique, entre varias versiones de un mismo video, cuál es la más antigua. Es probable que la más antigua sea la original y las otras, falsas. Las imágenes miniatura también se pueden investigar usando la técnica de imagen reversa, localizando las páginas de la web que contienen el video, lo que ofrece un método rápido y eficaz para identificar versiones más antiguas o informaciones del propio video.

3)  Jeffrey Exif Viewer (http://regex.info/exif.cgi)

Fotos, videos y audio realizados con cámaras digitales y smartphones contienen informaciones Exchangeable Image File (EXIF): son metadatos sobre la marca de la cámara usada y la fecha, hora y lugar en el que el contenido fue creado. Esta información puede ser muy útilo cuando se desconfía del origen del contenido. En tales situaciones, los softwares lectores de EXIF, como el Jeffrey Exif Viewer, permiten cargar una imagen o digitar la URL donde está para ver sus metadatos.

4) FotoForensics (http://fotoforensics.com/)

FotoForensics es un sitio que usa el análisis de nivel de error (ELA) para identificar las partes de una imagen que pueden haber sido “photoshopeadas”. Basta con subir el URL de una imagen sospechosa y el sitio analizará y destacará las áreas en las cuales las disparidades de calidad sugieren alteraciones. También ofrece una serie de opciones de compartir para que se pueda divulgar el resultado de los análisis realizados por el sitio.

5) WolframAlpha (http://www.wolframalpha.com/)

WolframAlpha es un software de inteligencia artificial que permite verificar el estado del tiempo en un momento y un lugar específicos. Se puede investigar usando criterios como “tiempo en Londres, 2:00 h el 16 de julio de 2014”.  Así, por ejemplo, si te mandan una foto de una tempestad de nieve y WolframAlpha relata que en aquel momento en Londres había 27 graus de temperatura es probable que la foto o el contexto sean falsos.

6) Mapas on-line

Identificar la localización de una foto sospechosa o un video presuntamente alterado constituyen una parte importante del proceso de verificación. Google Street View, Google Earth y Wikimapia son excelentes herramientas para este tipo de trabajo detectivesco.

Es preciso identificar si hay puntos de referencia para comparación, como, por ejemplo, si el paisaje es el mismo o si las informaciones del lugar coinciden con la muestra. Estos criterios son frecuentemente empleados para cruzar informaciones de videos o fotos, a fin de verificar si fueron realmente grabados en el lugar donde se afirma.