Lunes, 18 de diciembre de 2017

Los chinos eligen Argentina para aprender español

03/01/2017

 

Télam

Argentina es el país latinoamericano preferido por los estudiantes chinos para aprender el idioma español y donde luego nueve de cada diez sigue una carrera universitaria aprovechando la ausencia de los rigurosos procesos selectivos que existen en la nación asiática y la amplia variedad de licenciaturas disponibles, según especialistas.

La importancia que adquirió en China saber español y su decisiva gravitación para la búsqueda de empleo son otros factores decisivos que llevan a los jóvenes de grandes urbes como Shanghai y Beijing a estudiar el idioma en Argentina, donde pesan además las afinidades culturales.

Unos 200 estudiantes provenientes de esas ciudades siguen en el país carreras universitarias y cursos de idioma español, de los cuales 85 en el Centro Universitario de Idiomas.

El último censo universitario de la UBA realizado en 2011 reportó que existen 68 estudiantes de esa nacionalidad siguiendo diversas carreras, la mayor parte mujeres menores de 25 años.

El 95% de los estudiantes chinos que llegan a Argentina se quedan a estudiar en universidades "dada la amplia variedad de licienciaturas que se enseñan, como turismo, comercio exterior, o diseño multimedial, posgrados en arte y que no existen en China" explicó a Télam Ana Kuo, presidenta de la Asociación Cultural Chino Argentina.

Por su parte, Roberto Villarruel, director del Centro Universitario de Idiomas (CUI), detalló que "muchos estudiantes que aprenden español eligen volverse a su país ya que saber español esta muy bien considerado en China, es la lengua más requerida en ese país detrás del inglés y les abre nuevos horizontes laborales".

Kuo agregó que el estudiante chino que regresa a su país sabiendo español "tiene garantizado trabajo en China. Entonces vienen en grupos, asesorados y no con la intención de radicarse, tal como ocurrió con otras corrientes migratorias que buscaron a principios de los 80, los 90 y en 2005, asentarse con su familia y poner algún emprendimiento laboral".

Los estudiantes vienen ahora de las grandes urbes como Beijing o Shanghai y no utiizan el país como trampolín o para ir a Estados Unidos, sino para seguir una carrera universitaria atraídos por factores culturales y de la mano de su gran capacidad de adaptación.

Kuo destacó que la llegada de esta nueva corriente hacia Latinoámerica viene acompañada de un proceso de apertura de China hacia Occidente y del interés de los países occidentales en conocer la cultura del gigante asiático, en temas de educación, deporte y ciencia.

"El sistema educativo en China es duro y repetitivo y hay que pasar un riguroso proceso selectivo para entrar a una universidad y seguir una carrera, por lo que muchos estudiantes deciden realizar sus posgrados en la Argentina y retornar a China, con los conocimientos adquiridos", aseguró la experta.

Con motivo de celebrarse los diez años del programa de español para chinos, el CUI realizó un relevamiento entre sus 85 estudiante, en el que concluyó que se adaptan a la cultura y al modo de vivir en Argentina para atenuar el choque de costumbres que existe entre ambos países.

Lo primero que hacen al llegar al país es adoptar un nuevo nombre y los más elegidos son Celeste, Diego y Leo; no saludan con un beso sino que inclinan la cabeza y toman mate "pero aún no se acostumbran a que la bombilla pase de boca en boca", destaca el estudio.

El cielo limpio, sin smog, es una de las cosas que más les gusta y a veces los docentes le sugieren nombres que tienen una fonética similar al verdadero aunque en el caso de un alumno que optó por Simón, la elección tuvo que ver con su admiración por Bolivar, "una persona famosa y caudillo de la Independencia americana".

El director del CUI dijo que muchos estudiantes chinos "antes iban a Estados Unidos pero ahora eligen Latinoámerica y en especial Argentina porque aunque la adaptación es difícil los chicos de las zonas urbanas comparten cosas típicas de otros de grandes ciudades como Buenos Aires. Les encanta la música y en especial la latina".

El asado, la familia, los amigos, el vino y la cerveza son costumbres que rápidamente adoptan aunque "el mate divide aguas, algunos los prefieren dulce (azúcar o miel), otros amargo y a algunos los extraña que la bombilla pase de boca en boca, pero otros ni se atreven a probarlo", según el reporte sobre hábitos.

Como personajes de la Argentina reconocen a Lionel Messi y Diego Maradona, pero también saben del Che, el presidente Mauricio Macri, el fallecido escritor Jorge Luis Borges, José de San Martín, Eva Perón, el papa Francisco, Carlos Gardel y los hinchas de Boca mencionan a Román Riquelme.