Lunes, 18 de diciembre de 2017

México: idean estimulador para
niños con problemas de lenguaje

30/03/2013
NULL

NULL

El Heraldo de ChihuahuaEn México, el 25% de la población tiene algún problema de lenguaje, situación que llevó al médico dentista e investigador, Alfredo Nevárez, a crear un sistema de paladares que generan ondas vibratorias, con el cual dio terapia a 20 niños chihuahuenses que en seis meses mejoraron el habla hasta en un 20%. El doctor Nevárez, indicó que la idea de crear un aparato que pudiera ayudar a mejorar o corregir los problemas de lenguaje llegó cuando inició a colaborar con el Instituto José David, y después de catorce años de investigación hace un par de meses logró patentar con el nombre de vibroestimulador palatino. Al tener mucho contacto con niños con problemas de lenguaje en el Instituto José David, el doctor Nevárez observó que las terapias convencionales ayudan, pero cuando se tiene un problema físico que imposibilita articular bien el lenguaje entonces se dificulta apoyar más al niño. Este aparato consiste de un micromotor que estimula la lengua para tonificarla, ahorita en el mercado existen tóners que son para estimular músculos del cuerpo, por lo que surgió la idea de que por medio de vibraciones se podrían fortalecer los cinco músculos encargados de articular el lenguaje. Este micromotor, que fue adherido a un paladar para ser utilizado, aplica pequeñas vibraciones a fi n de que la lengua se estimule y refuerce. A lo largo de la investigación que ha hecho posible el desarrollo del vibroestimulador Palatino, el doctor Nevárez lo ha probado en veinte niños, en los cuales ha medido el lenguaje antes de utilizarlo y después de seis meses de terapia, encontrando un avance significativo aproximado al 20%. Alfredo Nevárez, expresó que aún se encuentra trabajando en perfeccionar este aparato de lenguaje, a fin de lograr mejorar los problemas del habla que se pueden presentar en una de cada cuatro personas, como las estadísticas lo indican. Al colocar el paladar que contiene el micromotor, la lengua percibe la vibración como una especie de estímulo para ayudarla a imitar el movimiento vibratorio. Sin embargo, aunque la vibración va principalmente a la lengua, el paladar está muy relacionado a la base del cráneo, y la vibración le llega a esta zona también, donde se provoca un estímulo relajante, ayudando a la receptividad, esto como efecto secundario. Explicó que recientemente se acaba de patentar, pues ha tenido la oportunidad, en el Centro de Investigación y Materiales Avanzados, de realizar investigaciones referentes a los problemas del habla, cuyos resultados han sido muy buenos, por lo que se continúa trabajando en perfeccionarlo.