Buscador

03/07/2011

Palabras homófonas y
homógrafas

Enrique José Milani, El Litoral

En el idioma español hay vocablos idénticos en cuanto a la pronunciación, sobre todo para los hablantes hispanoamericanos que no pronunciamos diversamente la s, la c y la z. A estas voces podemos llamarlas homófonas (de igual sonido), pero no homógrafas (porque no se escriben con las mismas letras) como sucede con estas parejas: haya, árbol y haya, del verbo haber; costear, hace el gasto y costear, navegar con la costa a la vista Las que para nosotros son homófonas, resultan ser parónimas (de pronunciación parecida) para los que pronuncian debidamente la c, z y s: caza y casa; vez y ves (del verbo ver); haz (del verbo hacer) y has (del verbo haber); paces y pases; cebo y sebo; zumo y sumo.

Teniendo en cuenta que hay homófonos sustantivos, adjetivos, verbos, adverbios, preposiciones, conjunciones e interjecciones, nos detendremos en esta nota a considerar parejas de verbos únicamente. Abrasar: reducir a brasa; abrazar: ceñir con los brazos; acechar: observar, aguardar cautelosamente; asechar: poner o armar asechanzas; acecinar: salar las carnes; asesinar: matar; acedar: poner aceda, agriar; asedar: poner suave como la seda; apostar: poner personas o caballerías en un puesto o paraje; apostar: hacer apuesta; asolar: destruir, arrasar; asolar: producir el calor o la sequía efectos no deseados; aterrar: producir terror; aterrar: bajar el suelo, acercarse a tierra, derribar, abatir; atestar: henchir una cosa hueca, colocar excesivo número de personas o cosas; atestar: testificar, atestiguar; bolear: arrojar la bola o bolas en un juego o contra algo o alguien; volear: golpear una cosa en el aire para impulsarla.

Botar: echar fuera a una persona o cosa; saltar algo o alguien desde el suelo; votar: hacer voto, elegir, echar voto o juramento; cegar, impedir ver; segar, cortar mies o hierba; costear, hacer el gasto; costear, navegar con la costa a la vista; deshojar, quitar las hojas; desojar, sacar los ojos; encausar, proceder contra alguien judicialmente; encauzar, abrir cauce, encaminar; errar, equivocarse; herrar, clavar la herradura, guarnecer con hierro; hojear, pasar las hojas de un libro o cuaderno; ojear, mirar con atención, hacer mal de ojo (aojar), espantar la caza; rebosar, derramarse un líquido, abundar; rebozar, cubrir casi todo el rostro, bañar un alimento en huevo batido, harina, miel, etc.; vocear, dar voces o gritos; vosear, tratar a uno de vos.

La lista podría continuar, pero basta para demostrar que, detrás de las palabras que se escriben muy parecidas y hasta con las mismas letras, se esconden significados distintos según sea el origen sobre el que se formaron. Así recabar proviene del latín recaptare, re y captare, tomar, es decir, recoger, recaudar, ganar, y ahora, alcanzar, conseguir con instancias o súplicas lo que se desea.

Recavar (homófono del anterior, pero no homógrafo, porque no se escribe igual), de cavare: levantar y mover la tierra; volver a cavar, ahondar, penetrar.

Asociación Cultural Antonio de Nebrija - © 1996-2014 - Derechos Reservados / Editor: Ricardo Soca

Valid CSS! Valid XHTML 1.0!
Design by: Quarter Studios