27/12/2012

Nuevas palabras para la Academia
Española en 2012

Juan José Rodríguez, El Porvenir

Ya es tradicional un reporte y comentario de la actividad anual de la Real Academia de la Lengua Española (RAE) que, en 2012 incorporó a su diccionario más de mil términos y acepciones de aparente uso habitual entre hispanohablantes y he aquí algunas de las más peculiares.

A varias de ellas usted de seguro las conoce desde hace rato (con otras apenas tendrá el gusto), pero la primera que mencionaremos se usa mucho y trata de aplicarse en España, un país con la huella del separatismo siempre presente.

1.- Autonomismo: Tendencia o doctrina que propugna el autonomismo político.

2.- Billonario: «Que posee un billón de unidades monetarias, o más, o que es muy rico»… Esta acepción es importante, ya que en inglés, un billón es una cantidad muy diferente a la nuestra: apenas mil millones y no un millón de millones. Para evitar confusiones, desde hace tiempo se ha comenzado a utilizar el término «millardo» para los mil millones. (Esta palabra es un préstamo del italiano).

3.- Bloguero: «Persona que crea o gestiona un blog», instrumento destinado a desaparecer, ya que muchos prefieren acudir a una plataforma de Facebook para llegar a más gente.

4.- Chat: (Del inglés, chat, propiamente ‘charla’) «Intercambio de mensajes electrónicos a través de Internet que permite establecer una conversación entre dos o varias personas»… Si bien el Messenger está a punto de desaparecer, el término llegó para quedarse a la hora de entablar comunicación virtual por escrito. Bueno.

5.- Cuentacuentos: «Persona que narra cuentos en público».

6.- Emplatar: «Colocar (la comida) en el plato de cada comensal antes de presentarlo en la mesa».

7.- Espanglish: «Modalidad del habla de algunos grupos hispanos de los Estados Unidos, en la que se mezclan, deformándolos, elementos léxicos y gramaticales del español y del inglés»… Si bien bajo su óptica -y quizá también la nuestra- esos grupos están «deformando» ambos idiomas, ese proceso es idéntico al que se vivió en la España renacentista donde se hablaron en concierto y desconcierto castellano, árabe, mozárabe, mudéjar, aljamía, vasco, gallego y demás lenguas que hoy pelean su autonomía, palabra que acabamos de ver hacer unos párrafos.

8.- Euroescepticismo: «Desconfianza hacia los proyectos políticos de la Unión Europea»: yo incluiría aquí el temor europeo a aceptar en su idioma los usos y costumbres que hacemos con el idioma en las Américas.

9.- Friki: «Extravagante, raro o excéntrico»… Algo me dice que aquí en México se seguirá escribiendo «Freak».

10.- Gayumbos: «(en España, coloquial) Calzoncillos». Esa palabreja no la he escuchado ni en las películas de Almodóvar o Bigas Luna y eso que los españoles tienen un humor más directo que el nuestro.

11.- Gasístico, ca: Perteneciente o relativo al gas (combustible). Mercado gasístico

12.- Gruista: Persona que maneja o conduce una grúa.

13.- Isidril: «Perteneciente o relativo a las fiestas patronales de San Isidro, en Madrid». Tenía que ser la de Madrid para tener su propia definición en la Real Academia una feria. Pintada por Goya, San Isidro es asunto que quizá provoca debate cada año en la prensa madrileña.

A ver cuántos siglos se tarda la academia en aceptar la palabra «Xmatcuil», la gran feria de Yucatán y de la que hace años hubo polémica porque la Secretaría de Turismo local quería darle un nombre que pudiésemos pronunciar los turistas enemigos de la X. ¿Se acuerda a usted de los libros de sexto año? No cabe duda que México y España son dos países separados por un mismo idioma.

Ayúdenos a sostener este proyecto

¡Recomiende este boletín a sus amigos!
Curso online

Asociación Cultural Antonio de Nebrija - © 1996-2014 - Derechos Reservados / Editor: Ricardo Soca

Valid CSS! Valid XHTML 1.0!
Design by: Quarter Studios