Viernes, 19 de octubre de 2018

Olvin Villarroel

Palabra sobre la que consulta: 
Formas verbales no personales y verbos impersonales
Consulta: 

Tengo una gran duda sobre las formas no personales del verbo (infinitivo, participio y gerundio) y los verbos impersonales (ejemplo, haber) que no tienen sujeto sino complemento directo. La pregunta es: ¿son lo mismo las formas verbales no personales y el verbo impersonal? ¿Cuál es la diferencia, si las hay?

Responder: 

Son elementos gramaticales distintos. Las formas no personales del verbo no son formas conjugadas, mientras que los verbos impersonales están normalmente conjugados en la tercera persona del singular, aunque no estén referidos a sujeto alguno. Por otra parte, algunos verbos pueden ser impersonales cuando adquieren un significado determinado y no serlo bajo otra connotación. Por ejemplo, los verbos llover, nevar, tronar, relampaguear cuando se usan con su significado intrínseco de fenómeno meteorológico son impersonales: Llueve a cántaros. Nevó en la cordillera. Luis dice que va: llueva, truene o relampaguee. No lo son en otros contextos: Esperamos que lluevan más ideas, las necesitamos. Su voz tronó en el salón como salida de una terrible tormenta.

El verbo haber como impersonal también se conjuga en tercera persona del singular: Hay mucha gente descontenta. Hubo muchos participantes en la reunión. Había una vez una princesa... Pero cuando haber se emplea como verbo auxiliar, se conjuga en todas las personas: He comido una paella deliciosa. Los responsables del choque ya se habían ido cuando llegó la policía. Similarmente cuando está usado con el significado de ‘tener que’: Has de saber que lo hago por tu bien. Hemos de estar preparados para cualquier enventualidad.