Buscador


Etimología: el origen de las palabras

discípulo


El Diccionario define este término como: “Persona que aprende una doctrina, ciencia o arte bajo la dirección de un maestro. Persona que sigue la opinión de una escuela, aun cuando viva en tiempos muy posteriores a los maestros que la establecieron”.

Discípulo proviene directamente del latín discipulus, derivado de discere ‘aprender’, ‘conocer’. Al igual que doctor*, docencia, doctrina y dogma, llegó al latín procedente de la raíz indoeuropea dek-. La voz latina se incorporó al francés antiguo como deciple, al francés moderno como disciple, y también al italiano como discepolo. En el siglo VI, discipulus pasó al inglés antiguo discipul, de donde viene el actual disciple.

Los primeros documentos en castellano con este vocablo se encuentran en las obras de Gonzalo de Berceo, quien vaciló entre disçipulo y disciplo.

De discípulo derivaron también disciplina y disciplinar. Esta última aparece en el Quijote con el sentido de ‘azotar’. La vinculación entre discípulo y disciplina se debe a la importancia que se daba a los castigos como método docente, principalmente en la enseñanza infantil.

En el Nuevo Testamento, discípulo aparece con distintos significados:

el que recibe la enseñanza de un maestro (Mateo y Lucas);

el que se adhiere a una doctrina y vive conforme a ella (Mateo y Marcos);

el que sigue a Jesús, sobre todo, los Apóstoles (Mateo);

todos los que siguen la fe de Cristo (Actos de los Apóstoles).


Estos textos ha sido extraídos de los libros de Ricardo Soca La fascinante historia de las palabras y Nuevas fascinantes historias de las palabras.

 

Ver otra palabra: zar

 

Copyright 2002 / 2007 -Todos los textos publicados están registrados en nombre de Ricardo Soca, titular de los derechos de autor. Queda terminantemente prohibida y será perseguida judicialmente la reproducción por cualquier procedimiento, sea sobre papel o por medios digitales e Internet, y su uso en radio o televisión, así como cualquier otro procedimiento previsto en la Convención Universal de Derechos de Autor, que protege esta obra.

Asociación Cultural Antonio de Nebrija - © 1996-2008 - Derechos Reservados / Editor: Ricardo Soca

Valid CSS! Valid XHTML 1.0!
Design by: Quarter Studios