Miércoles, 16 de octubre de 2019

azafata

Se trata de una palabra antigua en español, muy anterior a la aviación, inaugurada a comienzos del siglo pasado, por Alberto Santos Dumont, según algunos, o por los hermanos Wright, según otros. 

El vocablo proviene de açafate, registrado en 1496 para denotar un 'canastillo llano y borde de poca altura, bandeja' formada a partir del árabe sáfat 'enser donde las mujeres ponen sus perfumes y otros objetos'. En el primer diccionario de la Academia Española (1726),  azafate era definido así: 

Oficio de la Casa Real, que sirve una viuda noble, la cual guarda y tiene en su poder las alhajas y vestidos de la Reina, y entra a despertarla con la Camarera mayor, y una señora de honor, llevando en un azafate el vestido y demás cosas que se ha de poner la Reina, las cuales va dando a la Camarera mayor, que es quien las sirve. Llámase Azafata por el azafate que lleva y tiene en las manos mientras se viste la Reina. 

Esto significa que azafata era la mujer que desempeñaba el oficio de azafate. En 1956 la navegación aérea llegó al diccionario, que pasó a registrar que había otro tipo de azafatas que no eran servidoras de la reina de España sino que también las había que eran 'camarera[s] distinguida[s] que ofrece[n] su[s] servicios a bordo de un avión'. En la última edición del diccionario académico (DLE 2014), además del cambio de significado, se incluye un detalle de género, dando cuenta de que el sustantivo se usa también para denominar a los hombres que cumplen esa función en las aerolíneas: 

azafato, ta. m. y f. Persona encargada de atender a los pasajeros de un avión, de un tren, de un autocar, etc. || 2. Empleado de compañías de aviación, viajes, etc., que atiende al público en diversos servicios. || 3. Persona que, contratada al efecto, proporciona informaciones y ayuda a quienes participan en asambleas, congresos, etc.

En el portugués de Brasil, en cambio, la açafata es una 'fidalga a serviço de damas da família real'¸ puesto que, como en España, se encarga del açafate, aquella cesta donde se guardan las cosas de la reina, mientras que la que atiende a los pasajeros de una compañía aérea se llama aeromoça. En francés, la azafata es una hôtesse de l'air, literalmente, 'anfitriona del aire'.

 


Estos textos ha sido extraídos de los libros de Ricardo Soca La fascinante historia de las palabras y Nuevas fascinantes historias de las palabras.

Ver otra palabra:

Copyright 2002 / 2007 -Todos los textos publicados están registrados en nombre de Ricardo Soca, titular de los derechos de autor. Queda terminantemente prohibida y será perseguida judicialmente la reproducción por cualquier procedimiento, sea sobre papel o por medios digitales e Internet, y su uso en radio o televisión, así como cualquier otro procedimiento previsto en la Convención Universal de Derechos de Autor, que protege esta obra.