Martes, 12 de diciembre de 2017

¿Conoces el falso amigo "liquor"?

Recientemente, las redes sociales hervían en el emirato árabe de Dubái con una noticia difícil de creer: las barritas de chocolate Milka Oreo incluían entre sus ingredientes el alcohol. Y si en cualquier país del mundo resultaría pasmosa una noticia así —habida cuenta de que se trata de un alimento destinado en gran parte a la población infantil—, imagínense la reacción en un lugar como Dubái, oficialmente musulmán y en el que la venta y consumo de alcohol está tajantemente prohibida en cualquier espacio público. Imagino bien, pues, el mal rato que debieron pasar los suizos de la vaca violeta el pasado 5 de agosto, cuando las autoridades alimentarias de Dubái, tras confirmar que el alcohol figuraba, efectivamente, entre la lista de ingredientes declarados, ordenaron retirar de todos los comercios del emirato las barritas de chocolate Milka Oreo.

Acto seguido, no obstante, el Departamento de Salubridad Alimentaria comprobó mediante análisis bromatológicos que las barritas retiradas no contenían ni una molécula de etanol. El malentendido, según parece, se debió a un problema de traducción: donde la lista de ingredientes en inglés decía chocolate liquor, la traducción al árabe rezaba «chocolate, bebida alcohólica». Que no es lo mismo, evidentemente.

En inglés, liquor puede ser cualquier bebida alcohólica, desde luego (y no solo lo que en español llamamos ‘licor’, que en inglés sería liqueur o hard liquor); pero eso no debe hacernos olvidar que en su origen la palabra latina liquor significaba 'líquido'. Todavía hoy podemos encontrarlo en inglés con ese sentido en expresiones como cerebrospinal liquor (líquido cefalorraquídeo), pericardial liquor (líquido pericárdico) o supernate liquor (sobrenadante); o, con más frecuencia, como forma abreviada de liquor amnii (líquido amniótico): thick meconium liquor (líquido [amniótico] meconial espeso), reduced liquor volume (oligohidramnios).

Con ese viejo sentido latino entronca directamente también la expresión inglesa chocolate liquor, habitual en la industria chocolatera para lo que en español llamamos pasta de cacao, que es líquida a temperaturas de 35 °C o superiores. Se supone, sí, que un traductor técnico especializado en el sector alimentario debería estar al tanto de estas peculiaridades de la lengua inglesa; aunque solo fuera para evitar escándalos colectivos como el que protagonizaron los dubaitíes el mes pasado con las barritas de chocolate supuestamente alcohólicas.

http://medicablogs.diariomedico.com