LA PALABRA DEL DÍA

Por Ricardo Soca

ETIMOLOGÍA - ORIGEN DE LAS PALABRAS

obedecer

LA PALABRA DEL DÍA

obedecer

El sentido del oído sirvió de referencia para la formación de numerosas palabras de nuestra lengua, Este es el caso de obedecer, vocablo proveniente del latín ŏbēdire, que se formó a partir del prefijo ob- antepuesto a audīre ‘oír’. Inicialmente, significó ‘dar oídos, dar crédito, creer’, pero Cicerón ya empleaba este verbo con su sentido actual de ‘cumplir una orden‘. Obeditum est enixè ‘obedecieron prontamente’, decía Tito Livio.
El verbo obedecer presenta algunas peculiaridades semánticas: podemos decir "los comandos del coche no me obedecen", pero no "los comandos del coche me desobedecen". En efecto el verbo desobedecer parece tener un componente volitivo, consciente, del que obedecer carece.  Gracias  a la Dra. Sylvia Costa por esta sutil diferenciación, mostrada en su tesis doctoral, matiz que ella atribuye a la profesora Brenda Laca.

 

EL MEDIEVALISMO DEL DÍA

Jesús y los leprosos

lazarino, na

Del nombre propio Lázaro.

1. adj. Que padece de la elefantiasis de los griegos, que hoy llamamos lepra, la enfermedad de san Lázaro.

Vos dezís que en los mortales ningún otro tal havía; pues el de hoy en sus señales y en sus llagas desiguales lazarino parescía. Diego de San Pedro (1485). Pasión trovada. Corde.

 El lexicógrafo y traductor médico Fernando A. Navarro, observa que las palabras lepra y elefantiasis han significado cosas muy diferentes a lo largo de los veinticinco siglos de historia de la medicina. La "lepra de los griegos" es lo que hoy llamamos psoriasis, mientras que la "elefantiasis de los griegos" es nuestra actual lepra o 'enfermedad de Hansen'; nada que ver con nuestra elefantiasis actual, que corresponde a la antigua "elefantiasis de los árabes", ni con la "lepra de los hebreos" (tsara’ath), que hoy llamaríamos quizá "dermatosis". En cualquier caso, el  llamado "mal de san Lázaro" es lo que actualmente llamamos lepra (o sea, la "elefantiasis de los griegos").

EL LATÍN DEL DÍA

quod scripsi, scripsi.

Lo escrito, escrito está. (Vulgata). Se usa para indicar que se ha tomado una decisión de la que no se tiene intención de retractarse.

Fecha de envío: 
29 de Junio de 2020