Lunes, 18 de diciembre de 2017

El léxico de la crisis española

14/05/2013
NULL

NULL

EFE"Reajuste", "naufragio", "ruptura"... son algunos de los términos que han elegido para ilustrar la crisis los profesores de Lingüística y Ciencias de la Información que participarán en el VIII Seminario Internacional de Lengua y Periodismo.Organizado por la Fundación de Español Urgente (Fundéu BBVA) y la Fundación San Millán, el encuentro, centrado en la relación entre la crisis y el lenguaje, se celebrará en La Rioja los próximos días 16 y 17.ReajustesElena Gómez, profesora de Redacción Periodística de la Universidad Europea de Madrid: "'Reajustes', porque, además de ser eufemística, tiene connotaciones de 'infinitud': por definición, un reajuste es algo que ya ha sido ajustado, pero que puede volver a ajustarse. Y, además, como eufemismo pretende arrojar una imagen positiva: se 'ajusta' o 'reajusta' aquello que está estropeado, que es necesario arreglar. Otra cosa es que cuando oímos 'ajuste' o 'reajuste' ya pensemos en 'recorte' (que también podría analizarse, irónicamente, como 'volver a cortar')".NaufragioSalvador Gutiérrez, catedrático de Lingüística General de la Universidad de León y miembro de la Real Academia Española: "Si pienso en el estado de bienestar, asocio la crisis a un 'naufragio', a un naufragio como el del Titanic, el hundimiento de un buque que considerábamos seguro y estable. Si miro hacia la educación y hacia la investigación, veo la crisis como un 'drama', el drama de una ceguera que está borrando los caminos del futuro y, por lo tanto, de la esperanza. Si me acerco a la juventud, experimento una 'amargura' infinita. Al leer la prensa diaria, cargada de noticias de corrupción, de evasiones, de desahucios junto a amnistías fiscales, de promesas falsas... siento 'indignación'".RupturaCarmen Llamas, profesora de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Navarra: "'Ruptura' porque 'romper' recoge entre sus muchas acepciones aspectos y sensaciones que los ciudadanos sienten ante una época de crisis: 'deshacer la unión de algo','interrumpir la continuidad de una situación' o, en un sentido más positivo 'tener principio, comenzar'".No sé cómo va a acabar estoRicardo Morant, catedrático de Lingüística General de la Universidad de Valencia: "Es una de las frases que mejor ilustra la difícil situación actual, y que se oye constantemente en plazas y mercados. Resume el ambiente de incertidumbre (el no saber hacia dónde se va) y de miedo (a perder la casa, el trabajo, la pensión, la prestación sanitaria, los ahorros, etc.) que se respira actualmente en nuestro país y que se va extendiendo poco a poco entre la ciudadanía".Hacemos lo que hay que hacerSalvador Pons Bordería, catedrático de Filología Española de la Universidad de Valencia: "Es una expresión que proporciona como justificación para hacer algo una obligación ('hay que') que, por su carácter impersonal, no remite a fuente alguna. Una obligación sin fuente clara queda indeterminada. Y así es esta crisis: se puede identificar una causa definida pero, cuando se pretende ascender a la causa de dicha causa, el camino se borra. Queda la impresión difusa de que algo está sucediendo por algo, pero no se sabe qué exactamente".