Jueves, 14 de diciembre de 2017

Facebook arrolla a los diarios en la
oferta de noticias

04/11/2013
NULL

NULL

Carlos Castilho, Observatório da ImprensaLa abrumadora mayoría de los diarios, revistas y noticieros televisivos, siempre vio a Facebook como un lugar de chismes, confidencias y exhibicionismo, pero recientes investigaciones han demostrado que la red social más grande del mundo ya es hoy fuente de noticias para el 30% de la población adulta de Estados Unidos (unos 72 millones de personas), único país que cuenta con estudios detallados sobre el tema.Una investigación divulgada en la segunda quincena de octubre por el Pew Research, de Estados Unidos, apunta dos cuestiones más relevantes para la prensa que los datos numéricos. En primer lugar, indica que hay un cambio en la forma como las personas llegan a la noticia, especialmente los jóvenes de menos de veinticinco años. En segundo lugar, muestra el surgimiento de una dependencia mutua entre los diarios y la red Facebook, algo impensable hasta no hace mucho tiempos.Con poco más de mil millones de usuarios y dirigiéndose rápidamente hacia los 1.500 millones, Facebook se ha convertido en una especie de gran aldea virtual gracias a las relaciones interpersonales y ahora también a los negocios que se están instalando en la red creada en 2004 en un dormitorio de estudiantes de la Universidad de Harvard. Era inevitable que al atraer tanta gente acabaría siendo útil también para la circulación de noticias, rompiendo el monopolio de la prensa.El papel de las redes sociales en la manera como la gente se informa es un asunto todavía poco estudiado y casi un tabú entre los periodistas. Pero los datos revelados por investigación del Pew , aunque relativos solo a la realidad estadounidense, sirven como un indicador de tendencias incluso para Brasil, que hoy está entre los tres países con mayor número de usuarios de Facebook. Las últimas estimaciones en ese país apuntan un total de 65 millones de brasileros vinculados a la red.La gente ya no sale más en busca de noticias, tropieza con ellas cuando está navegando en la internet, especialmente los que circulan en ambientes visitados por miles de personas al mismo tiempo, como ocurre con Facebook. Intereses específicos sobre algún tema, producto o persona son el blanco principal de los usuarios de internet, y el acceso a las noticias periodísticas quedó condicionado a esos intereses, salvo en los casos de algún acontecimiento extremadamente importante para la colectividad.Se trata de un cambio relevante en el comportamiento de los medios informativos de los consumidores. Hasta ahora, estar bien informado era una cualidad muy valorizada y representaba un estatus adquirido por la lectura de periódicos, revistas y libros. En la era digital , estar bien informado ya no es tan importante. Lo realmente esencial es estar integrado a las redes sociales porque es en ellas donde que todo se sabe.En las redes sociales, la noticia es algo colectivo y de colaboración gracias al predominio de las recomendaciones y referencias, pero al mismo tiempo es algo individual, ya que las sugerencias se hacen generalmente de persona a persona . Se trata de una situación diferente de los medios convencionales , en los que la noticia era producida y publicada buscando alcanzar el mayor número posible de personas, paradójicamente, lo opuesto de lo que ocurre con Facebook, por ejemplo.Las redes sociales como Facebook se están convirtiendo rápidamente en socios de la prensa. Las redes y los diarios tienden a una dependencia mutua, porque son imbatibles en la difusión de noticias, pero la prensa todavía tiene, y probablemente seguirá teniendo, un gran peso en la selección, verificación y contextualización de los datos, hechos y acontecimientos dotados de relevancia social.La gigantesca capilaridad y la interactividad personal en las redes sociales virtuales viabilizan una distribución rápida y a costo casi cero de las noticias, condiciones que son inaccesibles para la prensa tradicional debido a su alto costo operativo.Por otra parte, las redes permiten que los periodistas puedan cumplir la función de supervisión, al filtrar y seleccionar la enorme cantidad y variedad de datos con valor informativo , es decir, novedad, relevancia, pertinencia y fiabilidad.Redes como Facebook tienden a ser al mismo tiempo fuente y herramienta para la difusión de material periodístico. Pero para que la colaboración redes-prensa funcione, el periodismo tendrá que adaptarse a una nueva realidad en la cual ha dejado de ser la referencia absoluta en materia de noticias, para convertirse en apenas una parte del proceso. La realidad cotidiana está condenando a los periodistas a trabajar con las redes y en red. En el piso superior, el de los ejecutivos de la prensa y de las redes, esa colaboración puede demorar un poco más, puesto que están en juego egos y fortunas.