Martes, 12 de diciembre de 2017

Operan del cerebro a paciente despierto
para preservar lenguaje

08/08/2014
NULL

NULL

En el Hospital Regional de Tacuarembó (Uruguay), se realizó la primera neurocirugía en el interior del país en que, durante la operación, se despierta al paciente y se lo hace hablar. Esta intervención consistió en quitarle el tumor cerebral (glioma) a un paciente de 22 años, de Salto. Como el tumor ocupaba las áreas del lenguaje y motora, para evaluarlas es necesario despertar al paciente, afirmó Pablo Pereda, director del Centro Regional de Neurocirugía de Tacuarembó (Cerenet), La cirugía duró 10 horas y se llevó a cabo el pasado miércoles. Tras ocho horas de operación, el paciente se despertó "asintomático", según afirmó Pereda a El País.A 12 horas de la operación, el joven ya estaba hablando en el CTI, sin déficit motor y con una tomografía que reflejó la resección completa del tumor. Los neurocirujanos Gonzalo Bertullo y Pablo Pereda, el neurofisiólogo Daniel Cibils, los anestesistas Gabriel Vázquez y Ubaldo Luque formaron el equipo multidisciplinario que se encargó de la intervención.El profesor adjunto de la Cátedra de Anestesiología del Hospital de Clínicas, Gustavo Grünberg, asistió con residentes de esa especialidad a la cirugía. De este modo se iniciaron las pasantías de posgrados en este centro. Para la intervención se usó equipamiento de avanzada como microscopios, un aparato de transmisión de imágenes en tiempo real, y un neuronavegador, que fue construido junto a la Facultad de Ingeniería de la Universidad de la República. Respecto al tumor, Pereda advirtió que es probable que el joven lo tenga hace más de 10 años y que haya crecido lentamente, llegando a ocupar aproximadamente el 40% del cerebro. Explicó que "se diagnosticó por una convulsión y a raíz de eso se le hizo una tomografía" en la que apareció el tumor. Si hubiera crecido rápidamente, este paciente estaría sin poder hablar y con el lado izquierdo del cuerpo paralizado, dijo el experto."El reto de la cirugía era poder sacar el tumor sin lesionar el lenguaje ni las fibras del área motora", declaró Pereda quien fue el ayudante del neurocirujano Gonzalo Bertullo en la intervención.Despertar en la cirugía.Pereda explicó que para estas operaciones, hay un momento en que los pacientes tienen que estar completamente despiertos y sin el tubo para ayudarlos a respirar. "Por lo tanto, hay que entubar al paciente con el cerebro expuesto", dijo. "Lo interesante de esta cirugía es que es la primera vez que se hace fuera de Montevideo y que se puede reunir en el interior del país la tecnología y los técnicos necesarios para llevarla a cabo", agregó el director del Cerenet.En este sentido, el director del Hospital de Tacuarembó, Ciro Ferreira, destacó: "Una vez más se demuestra que este tipo de emprendimientos son posibles cuando se mancomunan esfuerzos en pro de la salud de la gente".Según informaron desde el Hospital de Tacuarembó, en la intervención se monitorizaron las funciones de alta integración cerebral. El Centro Regional de Neurocirugía de Tacuarembó se presenta como el que realiza más neurocirugías. Lleva a cabo 30 por mes.Según los datos del Hospital de Tacuarembó, en los últimos 10 años, se realizaron más de 10.000 consultas y más de 3.000 intervenciones neuroquirúrgicas en ese centro. Del total de intervenciones, un tercio corresponde a tumores encefálicos, otro tercio a patología vascular y otro a traumatizados de cráneo y columna.El hospital introdujo más de ocho procedimientos de avanzada y ha sido declarado "De Interés Nacional" por el Parlamento en septiembre de 2008. El profesor adjunto de la cátedra de Anestesiología, Gustavo Grünberg, destacó que se encontraron con un hospital con "una excelente sala de operaciones, y la cátedra de Anestesiología, que próximamente vendrá a formar a sus residentes, va a encontrar un excelente lugar de trabajo". Y subrayó que esa cirugía es "bastante compleja y no se realiza frecuentemente".Por su parte, el neurofisiólogo, Daniel Cibils, declaró que "cirugías de este nivel de complejidad solo pueden ser realizadas en dos o tres instituciones del país. Enfatizó: "El Hospital de Tacuarembó tiene toda la infraestructura necesaria para realizar estos procedimientos en el mejor nivel".