Sábado, 17 de noviembre de 2018

cibernética

Estudio de las analogías entre los sistemas de control y comunicación de los seres vivos y de las máquinas, y el de las aplicaciones de los mecanismos de regulación biológica a la tecnología, en particular. No son muchos los que saben que el nombre de la moderna ciencia de las computadoras está emparentado en su origen con ‘gobierno’ y que no es tan original el apodo de Gran Timonel que los chinos dieron a su líder del siglo pasado Mao Tse Tung. En efecto, cibernética proviene del griego kybernetiké ‘arte de gobernar una nave’ y de kybernetikós, que designaba a los timoneles de los barcos que hace dos mil quinientos años surcaban las aguas del Egeo y del Mediterráneo. Los parámetros que un gobernante debe considerar en sus determinaciones son tantos como los que preocupan a un timonel, responsabilidad enorme para ambos si consideramos que mucha gente depende de sus decisiones. En el bajo latín de la Edad Media y en el español incipiente de Berceo, el sentido de la palabra governar era, principalmente, el que correspondía a la acción del timonel que tomaba decisiones en su nave, aunque en latín ya se hablaba también de gubernare rempublicam. La palabra cibernética es un cultismo que fue acuñado como cybernétiquen por primera vez en francés hacia 1830, para referirse al arte de gobernar. El significado actual, ‘teoría de los procesos de control y comunicación’, fue introducido por primera vez en inglés, en los años cuarenta del siglo XX, por el matemático estadounidense Norbert Wiener, y cibernética se incorporó al Diccionario de la Real Academia Española en 1956.


Estos textos ha sido extraídos de los libros de Ricardo Soca La fascinante historia de las palabras y Nuevas fascinantes historias de las palabras.

Ver otra palabra:

Copyright 2002 / 2007 -Todos los textos publicados están registrados en nombre de Ricardo Soca, titular de los derechos de autor. Queda terminantemente prohibida y será perseguida judicialmente la reproducción por cualquier procedimiento, sea sobre papel o por medios digitales e Internet, y su uso en radio o televisión, así como cualquier otro procedimiento previsto en la Convención Universal de Derechos de Autor, que protege esta obra.